Amistad en el trabajo aumenta la productividad

Grupo MIDAS > Coaching > Amistad en el trabajo aumenta la productividad
amistad en el trabajo

Los entornos laborales pueden ser a veces muy complicados: muchas formas de pensar, de actuar y trabajar, convergen en un mismo lugar en el cual es importante tener metas en común. Sin embargo todos somos diferentes y lidiar a veces con personas que son lo opuesto a ti puede ser muy difícil y hasta desalentador. 

En un país donde, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el promedio de horas laborales al año es de 2 mil 255, es decir, más de 43 horas a la semana, tener amistades en el trabajo puede ser un gran alivio. 

La creación de vínculos amistosos en el trabajo puede reducir el estrés y la ansiedad, tener un confidente y alguien en qué apoyarse es bueno para la productividad de las tareas. Es por eso que las empresas deben crear actividades o designar momentos para que los empleados puedan conocerse mejor, y así fomentar el compañerismo y la confianza. De otra manera puede existir también el ambiente laboral competitivo, áspero e individualista que no solo reducirá la productividad del empleado si no que traerá consecuencias graves para toda el área o la empresa.

Tom Rath, en su libro “Amigos vitales: no te puedes dar el lujo de vivir sin ellos”, habla un poco sobre el compromiso con la empresa en los empleados que tienen amistades laborales. Tener al menos 3 amigos en el trabajo incrementa un 96% la satisfacción personal y laboral también.

De igual forma, es bueno tener una persona que conoce bien el trabajo en el que te desempeñas y que además te motiva y te inspira a mejorar. Los amigos no solo están en los buenos momentos, también están cuando es necesario recibir algún consejo o hasta un regaño porque no estamos funcionando bien. Así que la retroalimentación también es una de las cualidades positivas de las amistades laborales.

También es posible la existencia de algunos factores de riesgo que sean poco ventajosos para nuestra productividad:

*Distracciones: empatizar demasiado con alguien, puede hacer que quieras pasar mucho tiempo con esa persona y al final atrasarás tu trabajo. De igual manera los chismes pueden aparecer y no es bueno para nadie. 

*Vulnerabilidad: hablar mucho de nosotros y contar cosas muy personales puede ser un arma de doble filo. 

*Competividad: tal vez tú tengas buenas intenciones pero no sabes lo que pasa por la mente de la otra persona.

Conoce bien a tus compañeros, y date tu tiempo para crear vínculos amistosos y confiables.