¿Cómo aumentar tu ahorro personal?

Grupo MIDAS > Coaching > ¿Cómo aumentar tu ahorro personal?
como aumentar tu ahorro personal

Cuando era pequeña y acompañaba a mi padre a cobrar su cheque en el lugar donde trabajaba, siempre le preguntaba qué haría con ese dinero, y siempre me respondía “Lo voy a meter al banco para ahorrar”. Era de costumbre que yo pusiera alguna cara chistosa y le respondiera con un “¿Para qué? ¡Mejor cómprate algo!”. Conforme fui creciendo entendí la importancia del ahorro y fui adquiriendo hábitos para administrar de mejor forma mi dinero.

Comprendí que ahorrar es un hábito indispensable, para comprar aquello que tanto nos gusta, para asegurarnos un futuro, para los imprevistos, etc. Pero no te preocupes, hay diversas formas de ahorrar y también gastar al mismo tiempo. Aquí te explico algunas:

  • Hace algunos años en un intercambio me regalaron una alcancía de tamaño algo mediano. Realmente no acostumbraba a guardar dinero en alcancías, pero se me dio la costumbre de meter el vuelto de mis compras que hacía en efectivo. A final de año vacié la alcancía y lo utilicé para la cena navideña y algunos pagos de la casa.

 

  • Cada vez que sientas la necesidad de comprar algo (que no sea de la canasta básica), aplica la regla de los 30 días: si después de ese tiempo aún lo quieres, cómpralo. Muchas veces no nos damos cuenta del gasto innecesario que hacemos al comprar cosas que no utilizaremos, cuando podríamos ahorrar ese dinero para alguna otra cosa.

 

  • Cada vez que revises tu ahorro actual, analiza si puedes aumentar la cantidad que inviertes al mes, ya sea entre $500 y $1,000 y ve subiendo gradualmente.

 

  • Divide tus gastos mensuales, y designa una determinada cantidad para los extras. Es muy fácil tomar el dinero cuando lo tenemos a la mano, y cuando nos damos cuenta ya se esfumó. Es mejor llevar un control que nos permita saber cuánto gastamos y además nos controle de tirar nuestro dinero.

Con estos sencillos pasos podrás incrementar tus ahorros sin darte cuenta y sin que se a una carga para tu bolsillos o tus ganas de gastar desmedidas. Recuerda que un buen fondo de ahorro nos puede ayudar en cualquier emergencia y es bueno para nuestro futuro.