Tips para fomentar la creatividad

Grupo MIDAS > Coaching > Tips para fomentar la creatividad
tips para fomentar la creatividad

La rutina es el peor enemigo de la creatividad. Muchas veces por la carga excesiva de trabajo, la presión y el estilo de vida, es poco probable que tengamos tiempo para poner a trabajar nuestro hemisferio derecho. Sin embargo; es muy importante, ya que probablemente muchas de nuestras tareas requieran de creatividad e imaginación.

El primer paso es la curiosidad. Atrévete a investigar y a aprender todas aquellas cosas que por mucho tiempo has querido hacer pero no lo haz hecho, por falta de tiempo (o exceso de pretextos). No hay límite de edad para aprender algo nuevo. Puedes experimentar con algún idioma nuevo, una actividad manual o incluso algún deporte que te llame la atención. Todas estas actividades ayudan a ambos hemisferios.

También te puede interesar: TEDtalks que debes ver alguna vez en tu vida

Se observador. La mayoría de las veces nos perdemos de pequeños detalles que pueden hacer una diferencia gigante en nuestra percepción de la vida y de las cosas. Trata de estar alerta a ellas, de ahí pueden surgir grandes ideas.

Procura leer mucho, ver películas de todo tipo, experimentar con música, consumir arte de todo tipo. Toma inspiración de los grandes artistas, de gente que admires y reprodúcelo. Haz algo nuevo y diferente con ello.

También te puede interesar: 7 grandes películas sobre inteligencia emocional

Algo que también puede ayudar es que designes una libreta para hacer “brainstorming”. Cada vez que se te ocurra algo nuevo escríbelo, dibújalo, píntalo o lo que sea que se te ocurra. Haz planos mentales, diagramas, garabatos, no importa si no tiene orden o no se entiende. Es más fácil trabajar con cosas tangibles, a diferencia de solo tenerlo en la mente. Créeme, se te va a olvidar.

Si sientes la necesidad de compartir ideas con alguien, no tengas miedo de hacerlo. Crea alianzas creativas, nunca sabes si puede salir algo increíble de eso. Todas las ideas son buenas, solo es cuestión de pulirlas y trabajarlas.